Ravel bildumaren berdiseinua

Descripción del proyecto

Algunos diseños envejecen peor que otros y el de la colección Ravel creo que nació ya antiguo; y que, al contrario que a Benjamin Button, el paso del tiempo no le ha favorecido en absoluto.
Aprovechando, que tras unos años de letargo nuevos títulos podrían volver a ponerla en movimiento, la editorial nos propuso su rediseño y puesta al día.

Detalles del proyecto

Cliente  Editorial Txalaparta
Fecha Abril de 2015
Especialidad Diseño editorial
Ver txalaparta.eus

En mi descargo diré que los requisitos de partida venían bastante encorsetados ya que el primer libro, Silvio. Memoria trovada de una revolución, había tenido una autoedición previa, y se tenía que usar la ilustración de su primera cubierta. Es más, junto con este primer libro, venía la propuesta del segundo, Pablo Milanés. Con luz propia, acompañada también de la ilustración para su portada. Pero si a todo ello le añadimos el uso de degradados, la elección de la tipografía, los colores y los más de veinte años de camino… Solo quedaban dos salidas dignas, su desaparición o su rediseño.

 

Una vez tomado este segundo camino he tratado de mejorarla y ponerla al día, pero sin partir de cero, ya que algunas características como la relevancia del nombre en el título, o la utilización del retrato (la mayoría de los libros que componen esta colección son biografías o antologías) debían de mantenerse. Nos hemos decantado por el uso de fotografías en blanco y negro, muy contrastadas, sobre distintos fondos de colores planos y hemos jugado con la colocación del título en ángulo recto como sello de identidad.
Se ha aprovechado la ocasión para cambiar tanto la maqueta como la tipografía usada en el interior, experimentando con una fuente más contrastada «LeituraNews», y distinta de la «Celeste» usada en el resto de colecciones. El tiempo, y los lectores, nos dirán si hemos acertado.

El diseño elegido es, como siempre, fruto del consenso entre el diseñador y la editorial. Pero no quiero terminar sin confesar que entre las propuestas barajadas, mi apuesta era por un diseño, quizá más arriesgado, que guardo celosamente en un cajón por si se necesita en una tercera etapa.

 

¿Podemos ayudarte?

Pin It on Pinterest

Share This